La consolidación de estados financieros es un proceso que es muy importante para muchas empresas a nivel contable y financiero. Permite conocer la situación económica no solo de una; sino de varias empresas o grupos de sociedad, lo cual brinda la posibilidad de establecer un mejor plan de acción y tomar mejores decisiones tanto a corto como largo plazo. Sin embargo, son pocas las compañías cómo funciona este elemento exactamente.

Sabemos que el proceso de consolidación de estados financieros es un proceso tedioso y puede llegar a consumir mucho tiempo de las empresas. Sin embargo, este es muy necesario e incluso indispensable para lograr una visión general sobre la situación económica de diferentes sociedades que forman un conjunto. Es por ello que en este artículo te explicaremos en qué consiste, sus fases y todo lo que debes considerar antes de hacer una.

Qué es y el objetivo de la consolidación de los estados financieros

La consolidación de estados financieros no es más que un proceso o técnica de contabilidad empresarial. Su principal objetivo es crear los estados financieros de un grupo de sociedades para luego relacionarlos entre sí. Esto permite tener una visión más clara, objetiva y realista del estado de cada empresa de manera individual, pero dentro de un grupo empresarial y desde un punto de vista unificado.

Gracias a esta comparativa, es más fácil tomar decisiones a pequeña y gran escala en cuanto a futuras inversiones; o para medir la solvencia o liquidez del grupo de sociedades. Además, hay que tomar en cuenta que muchas veces el estado financiero individual de las empresas suele perder valor cuando se encuentra dentro de un grupo de sociedades. Los estados financieros evitan que se pierda información valiosa al ser omitida en una mayor escala de aspectos.

Las fases para crear una consolidación de estados financieros

Aunque crear la consolidación de los estados financieros de una empresa puede ser tedioso; la buena noticia es que existen unas fases y procesos definidos para lograrlo. Primero está la homogeneización, después la agregación, eliminación y por último la formulación.

Homogeneización

La homogeneización se realiza de dos formas. Primero está la temporal, que se realiza a través de transacciones anuales de las empresas del grupo de sociedades. Las fechas manejadas deben ser las mismas que las del cierre y el periodo de las consolidadas. Asimismo, la empresa no debe tener una diferencia de más de tres meses con las fechas para poder estar dentro de la consolidación.

Después tenemos la valorativa, que permite obtener un resultado unificado a través de la ampliación de la misma valoración y criterios que las cuentas consolidadas.

Agregación

Aquí se realiza la suma de las cuentas de todas las sociedades dentro del grupo. Las técnicas a utilizar para la agregación dependerán de la relación entre cada una de las empresas incluidas. Se puede realizar un método de integración global, que aplica a los grupos de sociedades.

También está por integración proporcional, que se aplica a empresas multigrupos. Por último, está la consolidación por puesta en equivalencia, que se aplica en empresas a las que no se les hayan aplicado los dos métodos anteriores.

Eliminación

La eliminación es la fase más simple; aunque la que quita más tiempo en la consolidación de los estados financieros de una empresa. Se debe a que es en esta fase en la que se deben eliminar todas las duplicaciones en las cuentas y las operaciones de cada empresa. Es aquí cuando todo el conjunto se empieza a ver como una empresa individual.

Formulación de la consolidación de los estados financieros

Esta es la última fase de la consolidación de los estados financieros. Es cuando finalmente se redactan y se aprueban las cuentas; se hace uso de toda la información recopilada y organizada para hacer una interpretación sobre los variados estados financieros actuales.

¿No sabes cómo realizar una consolidación de los estados financieros? Te ayudamos

La consolidación de los estados financieros es mucho más importante de lo que creemos. Es crucial para calcular aspectos específicos de un margen de solvencia; además de otros aspectos de la empresa como los ingresos, los impuestos que paga y mucho más. Asimismo, puede brindar información importante para tomar decisiones sobre fusiones o absorción de empresas. Por lo tanto, es indispensable que este proceso se haga por un profesional.

Nosotros podemos ayudarte a completar una consolidación de los estados financieros de todas tus empresas de manera rápida y eficiente, garantizando resultados precisos y que serán de mucho valor para tu toma de decisiones.

Apúntate a nuestra newsletter.

Recibirás una selección de noticias de interés.

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter.
Parece que ha sucedido un error, inténtalo más tarde.

Seguir leyendo

Haz tu consulta personalizada.

Escríbenos y te asesorará uno de nuestros profesionales.

Enviar un E-mail
685 999 211