El impuesto medioambiental es un tipo de tributo cuyo hecho imponible es el comportamiento nocivo para la salud del planeta. Todas las empresas que realizan actividades económicas que desencadenan un mal para nuestro planeta tierra están obligadas a pagar un tributo en forma de impuestos.

Esto ayuda a afianzar las políticas medioambientales en los países de la Unión Europea. Funciona como una estrategia para que las empresas busquen formas más verdes de producción. Sin embargo, en España esta ley ha tenido un impuesto muy por debajo de la media de la comunidad europea.

La Unión Europea acerca del impuesto medioambiental español

La Comisión Europea, en el proceso de revisión de la aplicación de la normativa medioambiental, por parte del país español, ha concluido que los impuestos medioambientales aquí están muy por debajo de la media europea. Del mismo modo, se ha invitado a España a la aplicación de políticas que le permitan equiparar la recolección de impuestos con esta media.

Esto no es argumento a favor de políticas medioambientales mal aplicadas en España. Más bien, es señal de que todavía hay mucho camino por recorrer para ser un país verde. Por ahora, solo hace falta continuar mejorando las políticas.

Del mismo modo, la Comisión Europea ha descrito que la solución para que España equipare en materia fiscal medioambiental a los demás países de la UE, es necesario que traslade la fiscalidad desde el trabajo hacia la contaminación. Esto, basándonos en que quien contamina, debe pagar los daños hechos por su contaminación y retiro de desechos del medio ambiente.

Impuesto medioambiental en España vs Unión Europea

Hay cifras que defienden el punto aclarado anteriormente. No se trata de una corazonada, sino de algo más bien estudiado. En 2015, los ingresos de España a partir de impuestos medioambientales fueron del 1,93% del PIB. En 2019, pasaron a ser del 1,77%. En 2020 este valor se elevó hasta el 1,75%. Aun así, esta cifra es bastante baja respecto al la media de la UE, que es de alrededor del 2,24% de su PB.

También se confirma que no es una cuestión de proporciones, sino en materia fiscal. Los ingresos fiscales en España provenientes de este tipo de impuesto son del 4,74%. La media de la UE es del 5,57%.

El Gobierno español ha informado durante los últimos años que se está esforzando para mejorar en materia fiscal medioambiental. Esto es en la teoría, pero en la práctica, Espala es uno de los miembros de la UE con la recolección más baja de impuestos medioambientales.

Cómo fomentar el desarrollo económico con una buena política fiscal medioambiental

Las reformas fiscales no solo sirven para recolectar dinero y asignarle funciones públicas. El correcto diseño de una política fiscal medioambiental puede fomentar el crecimiento económico, dando como resultado una sociedad equitativa. En este sentido, el objetivo que se plantea es lograr una transición ambiental justa, con unos incentivos adecuados a quienes actúen como agentes económicos.

Del mismo modo, la principal idea de reforma es la de traslado de la fiscalidad, desde el trabajo a la contaminación, como se ha dicho anteriormente. A modo de consejo, se invita a España a abandonar las subvenciones que perjudican al medio ambiente y promover las reformas fiscales que aumenten el impuesto medioambiental.

Para poner en contexto, se afirma que España subvenciona recursos a modo de usarlos para explotar combustibles fósiles. Además, no promueve políticas fiscales cuya carga impositiva afecte a los contaminantes. Esto podría tener efectos sobre la planificación fiscal de las empresas.

Reformas españolas en materia medioambiental

Algunos avances en función de impuestos medioambientales en España fueron introducidos durante esta sesión. Formando parte del Plan de Recuperación y Resiliencia, se plantea en un futuro promover una mayor carga impositiva a los plásticos de un solo uso.

Otros afectados serán los agentes de gestión de residuos, como vertederos e incineradores. Con esto, se planea que España adopte una mejor postura ante las políticas medioambientales propuestas por la UE.

Esta planificación tiene el fin de adaptar el país al principio de que quien contamina es quien paga. De esta forma, se espera que la fiscalidad española en materia medioambiental se adapte a la media de la UE, respecto al valor tan bajo que tiene en la actualidad.

TributaLey es una gestoría fiscal, contable, laboral y jurídica integrada por profesionales en materia fiscal. Nuestro objetivo es asesorar a empresas en materia fiscal, presentando una forma optimizada y ordenada de pagar los impuestos relacionados con sus actividades, incluido el impuesto medioambiental.

Apúntate a nuestra newsletter.

Recibirás una selección de noticias de interés.

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter.
Parece que ha sucedido un error, inténtalo más tarde.

Seguir leyendo

Haz tu consulta personalizada.

Escríbenos y te asesorará uno de nuestros profesionales.

Enviar un E-mail
685 999 211