Cuando se trata de constituir una empresa y ponerla en marcha, la mayoría de empresarios tienen mucho cuidado con todos los aspectos: la localización, contabilidad, el producto o servicio a ofrecer e incluso aspectos como los empleados y la imagen de la marca. Sin embargo, muchos suelen pasar por alto uno de los elementos más cruciales: la planificación fiscal de una empresa. Esta tiene mucho poder sobre los ingresos y el provecho que tiene la empresa al final del año.

La planificación fiscal de una empresa es una estrategia que busca los impuestos que paga una empresa. Se trata de una actividad completamente legal y que todas las empresas de la actualidad aplican para maximizar sus ingresos y evitar la pérdida de dinero en ámbitos de impuestos. Sin embargo, si es tu primera vez escuchando sobre la misma, probablemente no sepas en qué consiste y sus beneficios. Te contamos lo que sabemos.

¿Qué conlleva la planificación fiscal de una empresa?

El pago de los impuestos es una tarea que toda empresa debe llevar a cabo si quiere seguir funcionando con normalidad. Es por ello que son un elemento importante que se toma en cuenta al trazar los planes y estrategias que la compañía va a seguir a lo largo de todo el año. Sin embargo, hay formas diferentes de abordar este tema. Muchas empresas deciden tomarla como un aspecto que simplemente se debe cumplir y es necesario.

Sin embargo, hay otras empresas que deciden aplicar una planificación fiscal realmente elaborada, con estrategias y objetivos verdaderos. Esto con el fin de minimizar la carga tributaria de la empresa, sin importar cuanto tiempo lleve de creación. Esto le da mayor flexibilidad a la empresa en cuanto a las inversiones, la toma de decisiones financieras y los ingresos.

En la planificación fiscal se suelen estudiar elementos como los impuestos que afectan a la empresa, además de cuáles son el impacto de los mismos en diferentes departamentos y procesos. Asimismo, se centra en buscar soluciones que se puedan aplicar, de manera completamente legal y legítima, para reducir la carga fiscal. Para ello se suelen aprovechar vacíos legales.

¿Cuáles son los aspectos que se toman en cuenta para la planificación de una empresa?

Lo cierto es que hacer la planificación fiscal de una empresa es un proceso bastante complicado. Se debe a que la carga tributaria y la manera de abordarla depende de diferentes factores. Entre los principales se encuentran la forma jurídica de la empresa, la región donde desarrolle la actividad, los ciclos comerciales, el tipo de actividad, entre otros.

La planificación no es lo mismo que la evasión

Es muy común que las personas suelan confundir la planificación fiscal de una empresa con actividades ilícitas como la evasión o elusión fiscal. Sin embargo, como ya hemos mencionado, se trata de dos aspectos completamente diferentes. La evasión, aunque tiene el mismo objetivo de reducir los impuestos, usa medios ilícitos, los cuales al final tienen el efecto contrario: aumenta la carga impositiva al llevar a la empresa a pagar elevadas sanciones si es descubierta.

Cómo se aplica en una empresa y cuáles son los efectos

Dado que la planificación fiscal es un proceso complicado y también con mucho riesgo legal, esta se suele trazar y determinar por un abogado profesional en esta área. Una persona pude intentar hacer una planificación por cuenta propia, pero existe el riesgo de cometer errores y hacer que tu empresa termine pagando grandes cantidades de dinero en multas y sanciones.

Los efectos de la planificación fiscal en una empresa son bastante obvios y ya hemos mencionado a algunos. Lo primero será que la empresa podrá tener un aumento en sus ingresos al reducir los gastos en impuestos. Además, la planificación también ofrece una mayor flexibilidad a la hora de hacer inversiones y de realizar actividades comerciales.

 

Apúntate a nuestra newsletter.

Recibirás una selección de noticias de interés.

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter.
Parece que ha sucedido un error, inténtalo más tarde.

Seguir leyendo

Haz tu consulta personalizada.

Escríbenos y te asesorará uno de nuestros profesionales.

Enviar un E-mail
685 999 211